WU Argentina, construyendo las bases para convivir en la diversidad: Sesgos Mentales, Diversidad y Código de Ética

Hablar de Diversidad e Inclusión, es hablar de No Discriminación, de prejuicios y estereotipos, y de cómo estos se instalan en formatos de sesgos o creencias que nos hacen actuar de forma automática y sin consciencia, generando, en algunos casos, actos de discriminación.

 

A partir de esto WU Argentina solicitó un espacio de reflexión para sus líderes cajeros, donde se pudiera exponer y reflexionar acerca de ¿Por qué las personas actuamos de cierta forma no inclusiva o irrespetuosa frente a la diversidad? ¿Cómo operan los sesgos mentales y por qué actuamos como actuamos? Y por último ¿Cómo nos apoyamos en el Código de Ética de la empresa para acompañar la construcción de una empresa diversa, inclusiva y sin discriminación?

 

 

En palabras de Mariano Gone, Gerente de Recursos Humanos de WU Argentina la principal motivación para buscar este espacio fue:

 

“En WU creemos que es importante conectar equipos e integrar a sus miembros para que todos sean escuchados y respetados; contribuir a la inserción laboral mejorando la capacidad de adaptación de nuestros colaboradores. Además creemos que ser diversos nos va a permitir alcanzar mejores productos y servicios, y atraer a diferentes segmentos del mercado. Por último es importante hacer énfasis en nuestro código de conducta, para que sea la base de nuestra forma de trabajar, y una guía para resolver problemas y obtener ayuda”.

 

La pregunta importante es ¿se pueden cambiar y modificar los sesgos y las creencias en un espacio, tipo taller, de breve duración?, la respuesta es: no y si. Un espacio breve no puede desarmar, o deconstruir una vida de mandatos culturales, familiares e individuales; se requiere de un proceso y de espacios de reflexión individuales y grupales. Sin embargo un taller es una excelente punta de lanza para poner en duda y cuestionarnos aquello que creíamos correcto, válido, y sobre todo “consciente”, y preguntarnos a nosotros mismos si queremos seguir operando desde esos viejos mandatos, o si podemos plantearnos nuevos modelos y creencias más diversas e inclusivas.

 

Tomando estos principios, los días 30 y 31 de mayo se realizaron dos talleres, con duración de una hora y media, en las oficinas centrales de WU Argentina. De ellos participaron más de 90 líderes cajeros de CABA y AMBA.

 

El espacio y el temario preparado fue desarrollándose entre ejercicios personales breves con foco en “ponerme en los zapatos de Los Otros”; así como analizar la Diversidad e Inclusión y los porqués no somos ni diversos ni inclusivos como sociedad, incluyendo el espacio de trabajo. Revisamos diversos paradigmas como “lo normal y lo natural”, la identidad grupal que genera las concepciones sobre “nosotros y los otros”, el sistema binario sexo-género, el estigma, los prejuicios y estereotipos, los privilegios, las emociones displacenteras y “el humor”, todos estos formatos que vamos incluyendo en nuestras vidas y se cristalizan en sesgos mentales, o creencias negativas, que influyen nuestras acciones y toma de decisiones. Para finalizar el espacio se analizó el Código de Conducta de WU a la luz de las reflexiones anteriores, rescatando las secciones que hablan de diversidad e inclusión, de no discriminación, y de prohibición de conductas como el acoso o la ruptura de la confidencialidad.

 

Al preguntar a la empresa si consideraban que los objetivos fueron cumplidos, nos respondieron lo siguiente: Se generó un espacio para repensar y entender la diversidad. Se logro transmitir el mensaje de que cada colaborador tiene la responsabilidad de actuar éticamente y con integridad siguiendo nuestro código de conducta.”

 

 

Es difícil medir el impacto real de estos espacios en la vida de las personas y su repercusión en los procesos de las organizaciones. Sabemos que lo importante es sembrar semillas y recordar a las y los colaboradores los marcos justos, éticos y morales para la convivencia en la diversidad. Días después del taller, una participante mando un correo electrónico a la empresa agradeciendo, acá compartimos un fragmento:

 

“… en esta oportunidad tuve la necesidad de escribirte para, antes que nada, agradecer por tocar el tema de la diversidad. No todos tienen la oportunidad de acceder a estas charlas que tanto necesita la sociedad en general… pudimos escuchar y aprender, llevando toda esta información al local y a nuestras casas… El tema de diversidad hoy día esta muy expuesto, pero no todas las empresas lo incorporan y mucho menos, lo llevan con tanto respeto como lo hizo el orador que fue seleccionado por ustedes en esta oportunidad…”

 

Este párrafo se condice con los resultados de la encuesta de satisfacción que entre el 91% y el 95% de quienes participaron, esta entre de acuerdo y muy de acuerdo, en  que los temas que se abordaron les resultaron interesantes y novedosos, que son de utilidad para su rol y que recomendarían este espacio a otros colegas. El 89%  consideró que se requería más tiempo para esta formación.

 

 

Invertir en la formación en diversidad tiene un valor que va más allá de las ganancias económicas de las empresas, implica formar a las personas, que gestionarán equipos y clientes que son diversos y que generarán ambientes amables que redundarán en buena imagen de la empresa y por ello un lugar en que gustará trabajar y estar.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Trabajar el género en las empresas desde el arte - MQNFT en Carrefour Argentina

July 16, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags